sábado, 13 de abril de 2013

DEPORTE MODERADO DURANTE EL EMBARAZO


El ejercicio moderado puede fortalecer los músculos que usarás en el parto, como los del abdomen, la pelvis y la parte baja de la espalda. Además, el ejercicio puede mejorar tu postura y aliviar molestias como tensión en la espalda y calambres en las piernas. Y el ejercicio prenatal te ayuda a prepararte para el parto al aumentar tu resistencia y vigor, consume calorías que puedes ingerir en exceso, oxigena más tu sangre y por consiguiente la del bebé y mejora considerablemente tu condición física, indispensable para llevar sin complicaciones las etapas finales del embarazo.
la actividad física no debe producir fatiga en el embarazo. No olvidemos que en esta etapa el organismo está muy exigido, destinando la mayor parte de su energía a la formación de un nuevo ser. Agregar a esto una sobrecarga extra, producirla cansancio en la futura gestante lejos del verdadero objetivo buscado. Debe pues, evitarse todo lo que implique actividades bruscas, caídas y golpes en el abdomen. No olvidemos que una de las características del útero es su irritabilidad o excitabilidad lo que hace que este reaccione con contracciones frente a distintos estímulos: físicos (palpación, el frío, movimientos bruscos, exceso de movimiento, viajes en lancha o cualquier otro vehículo en el que haya golpeteo, etc.) y estímulos psíquicos (emociones).

Algunos ejercicios recomendables durante el embarazo:

-El yoga es beneficioso ya que se basa  en la búsqueda del equilibrio y no requieren un esfuerzo. Podemos encontrar muchos aspectos positivos :

Favorece la oxigenación de la sangre del bebe
Tonifica los músculos, que resulta muy beneficioso a la hora del parto.
Ayuda a liberar la mente.
Ayuda a tener mas elasticidad en la franja muscular del periné.
Ayuda a estirar la espalda y a distribuir bien el peso.





-La natación mejora el sistema cardiovascular,proporciona tonicidad a los músculos,,disminuye los edemas circulatorios.,colabora en la flexibilidad del cuerpo y en su resistencia aeróbica,consigue beneficios psicológicos, ya que disminuye el estrés y la tensión nerviosa,relaja las zonas del cuerpo que se sobrecargan por la redistribución del peso durante la gestación y libera las articulaciones.









-Caminando se tonifican la mayoría de los músculos y el sistema nervioso y se mejora la circulación sanguínea.
También, y aunque no está científicamente demostrado, se cree que este ejercicio favorece la circulación uteroplacentaria. Es decir, que cuando caminas tu bebé recibe mejor el oxígeno y el alimento que necesita.








Otro de los puntos a tener en cuenta es que la embarazada no debiera estar acostada mucho tiempo boca arriba sin moverse ya que en esta postura se produce la obstrucción de la vena cava inferior.
Se recomienda recostarse siempre sobre el lado izquierdo para que se descomprima completamente dicha vena mejorando el gasto cardíaco y disminuyendo la frecuencia cardíaca.
También es recomendable esta posición para garantizar una buena oxigenación del bebé. Para ellos los ejercicios de relajación deberían realizarse en decúbito lateral.

3 comentarios:

Maria dijo...

Voy a tener que ponerme a hacer ejercicio , ya que llevo 5 meses de embarazo y he engordado 8 kilos!! Gracias

Gabriela dijo...

Acabo de descubrir tu blog, ya tienes una nueva seguidora,muy buenos consejos!

Eva dijo...

Muy bueno el post, gracias!

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hosted Desktops